No huyo de un reto porque tenga miedo. Al contrario, corro hacia el reto porque la única forma de escapar del miedo es arrollarlo con tus propios pies.

-Nadia Comăneci-