Guillermo Rodríguez García

Redactor · Co-fundador

Nací socio del Logroñés, así que tengo más anticuerpos que Lobezno, porque Dios no hace que las cosas desaparezcan dos veces.

Mis profesores me desanimaron a estudiar periodismo. Después de ver Deportes Cuatro, yo mismo me dije que iba a especializarme en cualquier cosa, menos en deporte. Años después, aquí estoy. Como me dijeron que el periodismo no daba de comer, decidí estudiar historia también, para morirme de hambre.

Aimar, Cazorla y Guardiola hicieron que pensara que el fútbol era bonito; el insomnio, Guille Giménez y Daimiel me engancharon al mejor baloncesto del planeta; y Federer… Simplemente es Federer.

Olímpico por tradición familiar, no por méritos propios, y enamorado del deporte (lástima que no sea recíproco). El creador me dio un ingenio que no suelo malgastar en cosas interesantes y una enfermedad por consultar el diccionario constantemente, por eso me gusta tanto escrivir.

Piensa que, después de esto, el nivel solo puede ir en aumento.